IMG-20181016-WA0006

Siempre he pensado, y así lo digo en las catas, entrevistas y eventos donde participo, que hay un vino para cada persona, para cada momento del día, para cada receta…pero también hay un vino para cada estación del año e incluso para cada momento de la vida.

Cuando eliges un vino, estás influido desde por la persona que te lo recomienda, tu humor, el estrés de la vida diaria…y también por tu momento vital.

Acaba de llegar el otoño, han bajado las temperaturas, y tengo mil cosas por delante para hacer… (y que no falten); y lo que tengo en mente desde hace unos días…es el arroz con leche de mi abuela. La llegada del otoño, y la semana santa, eran épocas donde mi abuela, nos sorprendía con con eso platos de arroz con leche ¡¡¡tan ricos!!!! Si, si…platos..jajajaja A ella eso de los cuencos pequeños de postre…no le iba.

Pues como me apetecía muchísimo, le he pedido la receta a mi madre, y me he puesto manos a la obra.

Antes que nada, he elegido un vino, para que el disfrute sea mayor. y pensando, pensando…me he decidido por maridarlo con una tintilla de rota joven J. Martínez, de Bodegas El Gato. Es un vino con una fruta seca muy amable (higos, pasas, orejones…) golosa, dulce, con muy buena acidez y frescura…que con los sabores que forman parte de mis recuerdos de niñez…van a maridar fantásticamente.

Arroz con leche de la Abuela Paca & Tintilla de rota joven J. Martínez

Ingredientes

100 gr Arroz

1 lt Leche

100 Azúcar

Cáscara de un limón.

Canela en rama (1)

Canela en polvo

Preparación.

Una vez que nos hemos servido media copa de nuestro vino elegido, podemos ir colocando los ingredientes en nuestra mesa de trabajo…jejeje

Ponemos la leche en un cazo, a fuego medio, y añadimos el azucar, la cáscara de limón y la canela en rama. Dejamos calentando hasta que hierva.

Mientras lavamos el arroz con agua fría, y una vez haya comenzado a abrir la leche, le añadimos el arroz, y dejamos cocinar a fuego lento, removiendo  de vez en cuando.

El arroz estará hecho en unos 20-25 minutos; pero podremos dejarlo un poco más con el fuego mas fuerte, para terminarlo al gusto, más o menos seco.

Lo mejor es dejarlo un poco caldoso, porque cuando lo retiramos y dejamos reposar, el arroz siempre absorber un poquito más de leche.

Antes de servir, retiramos la cáscara del limón y la canela en rama.

Buscamos un recipiente donde presentarlo, y espolvoreamos la canela en polvo al gusto.

Podemos disfrutarlo tanto como postre como merienda especial.

Os aseguro que disfrutareis muchísimo de esta combinación.

Siempre suelo dar dos versiones, y tenía una versión de esta receta un poco más light…pero si pongo otra versión…no reflejaría la receta de mi abuela, no serían mis recuerdos de niñez.

IMG-20181016-WA0003

Bebe la vida, vive el vino.

 

 

LEAVE A REPLY